Cristo

Cristo

13 de agosto de 2017

En este momento de mi vida


En este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan solo la ternura de un amor y la compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de arboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría
comer papas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia este tranquila. También quiero, eso si, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Un instante de belleza a diario. Echar de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No dejar de sorprenderme  de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. Y que el día que me toque esfumarme un puñadito de personas
piensen que valió la pena que yo anduviera por aquí. Solo quiero eso.


16 de julio de 2017

Madre amorosa

Todo es alegría en el cielo ante la belleza y Santidad de la Virgen.
Ella está sentada a la derecha de su Divino Hijo, Nuestro Señor Jesucristo.
Es la mujer vestida de sol, resplandeciente de gracia por ser Madre de Dios.
Reina de los Ángeles.
Reina de todos los Santos y de todo lo creado.
El Padre la corona con la Omnipotencia suplicante.
El hijo la corona con la sabiduría.
El Espíritu Santo la corona con el Amor.
Todo en ella es obediencia, humildad, pureza, amor de Dios.
Por eso exclamó en el Magníficat: Me llamaran bienaventurada todas las generaciones porque el Señor ha hecho en Mi, cosas grandes.
Es nuestra Madre Amorosa a la que debemos acudir a lo largo de nuestra vida.


Os llevaré siempre en mi corazón.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Angeles

Angeles